Toño entregó 3.800 euros al cabecilla dela trama de extorsión

El futbolista del Levante UD Toño García entregó unos 3.800 euros destinados al cabecilla de la trama de extorsión a clientes de prostitutas, Ismael Bousnina, según ha acreditado la Guardia Civil a través de las escuchas telefónicas. Estas ayudas económicas se produjeron una vez el futbolista del club granota había salido de la cárcel. El deportista si bien no mantenía contacto directo con Bousnina y su lugartenientes Masdouf sí parece que tenía relación con Abraham Bravo, otro de los investigados en la trama y, en realidad, el más próximo al futbolista profesional. Buena parte de los investigados se conocen del mundo de la noche valenciana.

Los pinchazos telefónicos al cabecilla -las llamadas se producen desde la propia cárcel- demuestran, a juicio de la Guardia Civil, el vínculo que mantiene el deportista de élite, con un sueldo superior al millón de euros, con los miembros de una supuesta organización criminal. El primer pago se produjo alrededor de julio de 2019. La entrega del dinero tenía como objetivo que el ahora preso hiciera frente a la responsabilidad civil en uno de los juicios por las extorsiones telefónicas, según indica la Guardia Civil en el último informe aportado al juzgado. Pese a que esta suma era de alrededor de 1.800 euros, el deportista finalmente le dio 2.300, siempre según la reconstrucción que ha hecho la Guardia Civil de las intervenciones telefónicas. Pero, posteriormente, todavía se produjo otro supuesto encuentro para unos 1.500 euros adicionales. Se desconoce el destino de esta cantidad. El cabecilla siempre manifestaba a su lugarteniente y colaboradores que Toño se haría cargo de la fianza. Todavía sigue en prisión. Hablaba incluso de que la fianza puede llegar a los 15.000 euros. En una carta que escribe desde la prisión insinúa que deberán hacer frente a ese compromiso porque no quiere enviar a nadie «a casa de nadie». Además, siempre subraya el hecho de que no ha declarado y sugiere que por ese motivo -la Guardia Civil lo atribuye a la compra de su silencio- el deportista debe ayudarle.

Leave a Reply