Las noticias

Iturgaiz: “El PSOE se ha descabalgado de la defensa del constitucionalismo”

Carlos Iturgaiz (Santurtzi, Bizkaia, 1965) decidió abandonar la política en abril de 2019 cuando el presidente de su partido, Pablo Casado, le envió al puesto 17 de las listas del PP al Europarlamento. En febrero pasado, menos de un año después, tras la traumática despedida de Alfonso Alonso como candidato a lehendakari, Casado le telefoneó y le propuso ser cabeza de lista de los populares. Y dijo sí “sin dudarlo”: “Vuelvo a la política ilusionado”.

Pregunta: Iturgaiz se presenta de nuevo en Euskadi después de lograr 16 escaños (250.000 votos) en 1998. Ahora las encuestas les dan solo seis parlamentarios.

Respuesta: Iturgaiz tiene hoy más experiencia. Sé que no vamos a alcanzar esas cifras, pero nosotros siempre ganamos a las encuestas. Mi discurso es muy cómodo y creíble: somos la única alternativa al nacionalismo. Todos los demás pactan con el PNV, sin importarles la buena gestión. Sobre todo los socialistas, que se alían al PNV para repartirse las poltronas y obtener prebendas.

P.: ¿Por qué se ha desinflado tanto el PP en Euskadi?

R.: Han influido varios factores. Mucha gente se tuvo que marchar por falta de oportunidades y de libertad en esta tierra. También hemos pagado los casos de corrupción de determinados personajes, aunque este partido ya lo ha pagado. Lo hemos pagado más que el PSOE, implicado en el mayor caso de corrupción con los ERE de Andalucía, o el PNV, con más de 20 casos que trata de silenciar. Y otro factor que ha jugado en contra ha sido la división del centroderecha en España.

P.: ¿No teme que el PP acabe siendo una opción política irrelevante en el País Vasco?

R.: Este es país un de todos y para todos. Los que nos sentimos vascos y españoles también tenemos cabida. Todos somos necesarios, incluso quienes nos insultan, amenazan y nos hacen la vida imposible. Los únicos que sobran son los matones que siguen sin respetar la libertad de expresión y hacen apología del terrorismo.

P.: ¿Cómo vivió la salida de Alfonso Alonso?

R.: Soy amigo de él, hemos hecho vidas políticas casi paralelas. Solo tengo buenas palabras para él porque es un referente a nivel nacional. Su salida fue una solución no deseada para todos y ahí sufrimos el PP vasco y el PP nacional. Pero creo que el afiliado y los cargos del PP, que siempre hemos tenido que remar en aguas revueltas, seguiremos unidos ante las dificultades. Me consta que está con nosotros.

P.: Pero no le está acompañando en los actos de campaña.

R.: Tenemos limitaciones para organizar los mítines. Está informado de todo, tenemos grupos de chat… No quiero ir de víctima, pero me han tocado las dos campañas más complicadas, cuando ETA nos mataba y ahora con el coronavirus.

P.: ¿Se siente cómodo con la alianza con Ciudadanos?

R.: La gente nos pide que nos unamos. Esta es una oportunidad magnífica para ello. Es verdad que somos diferentes, pero nos une la defensa de la Constitución, del Estatuto, la unidad de España y las libertades. Eso está por encima de diferencias ideológicas.

P.: ¿Cree, como dicen las encuestas, que estas elecciones están vistas para sentencia y ganará holgadamente el PNV?

R.: Hay partido todavía. Está en juego decidir quién está capacitado para sacar al país de esta situación. Yo quiero que la gente se dé cuenta de que allí donde gobiernan el PP y Ciudadanos la gestión es buena. Se ha demostrado que la alianza Sánchez-Iglesias nos ha llevado al hundimiento económico y laboral.

P.: Son las primeras elecciones vascas sin ETA. Usted sigue insistiendo en que la libertad no es plena en Euskadi.

R.: Es así, porque hay una parte de la sociedad vasca que está enferma de odio contra todo lo vasco y español. No nos aceptan. Yo he padecido sangre, sudor y lágrimas; he enterrado a siete compañeros siendo presidente del PP vasco. Pero hay quienes quieren que nos olvidemos de esto. No se puede tolerar.

P.: ¿No observa una evolución en la izquierda abertzale?

R.: Solo quieren blanquear a determinados líderes para que pensemos que no tienen nada que ver con el pasado terrorista. Pero cuando se les emplaza a condenar los ataques, contra [la socialista] Idoia Mendia por ejemplo, se salen por la tangente. La clave es que se desvinculen completamente del mundo de ETA y condenen la violencia, venga de donde venga, como hacemos nosotros.

P.: “El PP es la única opción constitucionalista en Euskadi”, dijo Casado. ¿Usted también excluye a los socialistas?

R.: El PSOE se ha descabalgado de la defensa del constitucionalismo. Tiene que haber muchos socialistas avergonzados con Pedro Sánchez por firmar con Bildu la derogación de la reforma laboral o por valerse de los votos de los proetarras para gobernar en Navarra. Eso es una mancha negra en la historia del PSOE. Es apartarse del bastión constitucionalista, que no puede estar ligado a acuerdos con Bildu. Esa es su apuesta y nos deja el espacio del constitucionalismo libre y en soledad para nosotros.

P.: Urkullu es el principal blanco de sus críticas en campaña.

R.: Yo le tengo mucho aprecio. Como persona me parece íntegro, pero en la arena política la gestión del PNV está siendo nefasta y caótica. Le dimitió un consejero de Sanidad por unas irregularidades en Osakidetza, es sangrante lo que están haciendo con el vertedero de Zaldibar… Si esto pasa en una comunidad gobernada por el PP tendríamos a los ecologistas y a los sindicalistas haciéndonos escraches y a los medios abriendo y cerrando los telediarios para criticarnos. La vara de medir para todos es una y para el PNV es otra.

P.: ¿Cómo interpreta la estrategia del PNV en el Congreso apoyando las medidas de Sánchez?

R.: Urkullu y el PNV son los responsables de que Sánchez e Iglesias sigan en la Moncloa. La palabra de vasco del PNV no es de fiar, no cotiza en las casas de apuestas de Londres. El PNV traicionó a Rajoy para irse con Sánchez y ha acabado contaminándose de la mala gestión del PSOE y Podemos.

P.: ¿Cómo tendría que ser el futuro Estatuto vasco?

R.: Somos la comunidad autónoma con más autogobierno del mundo. Lo que a mí me aterra es que el PNV y Bildu vuelvan con el raca-raca de distinguir entre vascos de primera, que serían los nacionalistas, y vascos de tercera, los no nacionalistas. Están deseando que cojamos las maletas y nos marchemos. No voy a permitir estos juegos macabros que quiere imponer el PNV con los proetarras de Bildu.

Similar Posts

Leave a Reply