Lo último

Lagarde defiende que Europa está en «excelente posición» para afrontar la transformación económica

La pandemia va a acelerar el camino hacia la economía verde, la digitalización y la automatización y Europa está en «excelente posición» para abordar la transformación en esa dirección, afirmó la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en un debate telemático celebrado en el marco de los encuentros económicos de Aix en Seine, en París.

En el coloquio, en el que también participaron el presidente y consejero delegado de Saint-Gobain, Pierre-André de Chandelar, y el presidente de UBS, Axel Weber, Lagarde aseguró que la crisis en la que está inmerso el mundo va a suponer «una aceleración de la transformación que ya estaba latente en nuestras economías». Además, se mostró confiada en que la disrupción «va a provocar una evolución hacia un modo de vida más sostenible y ecológico».

De acuerdo con la introducción del evento, si bien la economía ha sufrido un hundimiento sin precedentes cercanos de la actividad, que va a suponer, de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional, una caída del PIB global del 4,9% este año, las emisiones sólo se habrán reducido en alrededor de un 8% este año. Y, de acuerdo con los cálculos de los científicos, deberán reducirse en alrededor de un 7,6% cada año hasta 2030 si se quiere limitar la subida de las temperaturas en 1,5 grados centígrados. «No llegaremos ahí creciendo a tasas negativas», recoge la síntesis del debate sobre el cambio del modelo productivo, que defiende que afrontar este necesitará inversiones masivas. Algo que ratificó la presidenta del Eurobanco, quien afirmó que hay que poner en marcha un marco de política económica que favorezca la movilización de financiación.

La presidenta del BCE no hizo referencia únicamente a la transformación verde de la economía. Además, recordó que el teletrabajo, opción cuyo empleo se ha disparado por las medidas de confinamiento de la población, va a «transformar el modo de funcionamiento del conjunto de los trabajadores».

Y toda la actividad va a registrar una disrupción: anticipó una contracción de las cadenas de suministro del 35%, debido a la caída del comercio mundial, y el aumento de la robotización en la industria del 70% al 75%. Y, ello, al tiempo que el comercio electrónico sigue creciendo -y que seguirá acelerándose en el futuro, según Lagarde- mientras el más tradicional pierde terreno, no sólo por las medidas de confinamiento para frenar la expansión del coronavirus, sino también por razones estructurales.

«Europa está en una excelente posición para subirse a esta transición en marcha», aseguró, ya que «alberga a los sectores más grandes de economía circular y de innovación ecológica del mundo» y dado que el euro es la primera moneda en la que se emite deuda verde, es decir, la que se coloca para financiar proyectos respetuosos con el medio ambiente.

Lagarde, hace una semana, en otro foro económico, aseguró que si bien el punto más bajo de la crisis había quedado atrás, la recuperación económica presenta muchas incertidumbres.

Similar Posts

Leave a Reply