Lo último

España se convierte en el proyecto piloto para el taller del futuro

La evolución de la automoción se está llevando a cabo cada vez más rápido, Los coches eléctricos puros, pero también los híbridos, micro híbridos, enchufables y que utilicen combustibles alternativos a la gasolina y el gasóleo, como el gas o el hidrógeno, se están haciendo ha un hueco importante en el porcentaje total de ventas.

Por el momento son vehículos nuevos, pero se prevé que en breve tengan que acudir a los servicios de postventa para realizar su mantenimiento ordinario y solucionar cualquier tipo de avería que pueda surgir. Además de estas nuevas tecnologías, en las grandes ciudades las bicicletas, bicicletas eléctricas y patinetes, así como los nuevos vehículos de movilidad personal ganan protagonismo, por lo que también los talleres tendrán que adaptarse a la realidad con el objetivo de dar servicio a sus potenciales clientes.

El 35% de los españoles usa a diario alguna de las opciones que ofrece la nueva movilidad, como medios de transporte impulsados por combustible sostenibles o vehículos más eficientes –vehículos autónomos, car-sharing, plataformas electrónicas-. Este contexto que ha cobrado un mayor protagonismo tras la alerta sanitaria por COVID, ha hecho que, tanto la administración pública como diferentes organismos, hayan comenzado a trabajar en diferentes regulaciones y ayudas económicas para promover una movilidad mucho más sostenible en las ciudades. Según datos de la Subdirección General de Tecnología y Movilidad de la DGT, en lo que llevamos de año se han matriculado 56.141 turismos con distintivo ECO y 0 en España, de los cuales casi la mitad (24.510) están en Madrid, y 6.812 motocicletas y ciclomotores, de los cuales 3.369 circulan también por la ciudad madrileña. En el año 2019 el total del parque en España con distintivo ECO y 0 fue de un total de 450.614 turismos y 33.583 motocicletas y ciclomotores.

Según Ramón Rueda, director general de Midas España «los cambios en la movilidad de las ciudades han ganado una mayor repercusión tras la crisis por coronavirus, lo que nos ha hecho reflexionar más sobre el medio ambiente y la sostenibilidad. El reto está en conseguir ser dinámicos y adaptar nuestro concepto de taller de forma continua».

Según explica Luis Fernando Velasco, jefe del Área de Vehículos de DGT, «la crisis sanitaria ha supuesto una revolución en muchos aspectos de nuestra vida y la movilidad no iba a ser menos. Hemos visto cómo las ciudades se han vuelto más humanas, cómo hemos recuperado espacio para los ciudadanos y cómo se presentaban nuevas formas de movilidad mucho más sostenibles como la bicicleta, el patinete, los vehículos eléctricos, híbridos…». Desde la DGT consideran que España tiene que ser referente y «potenciar el cambio a nuevas formas de movilidad, por eso, desde DGT llevamos un tiempo trabajando en un proyecto de real decreto para la «pacificación urbana» con el que buscar un equilibrio entre los sistemas tradicionales de movilidad y los nuevos sistemas como bicicletas, vehículos de movilidad personal.

Esto será un referente que nos guiará en los próximos años con medidas como el establecimiento de los 30km/h como velocidad estándar en las vías urbanas, regulación de los vehículos de movilidad personal como los patinetes, así como fomentar la sostenibilidad de la movilidad», declara Velasco.

«Los actores viales en la ciudad están cambiando. En 2019 se vendieron el mismo número de turismos que de bicicletas (1.260.000). Las ventas de bicicletas eléctricas se han duplicado en el plazo de dos años, por eso, los nuevos usuarios urbanos de movilidad necesitan seguridad y confianza», analiza Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial. «Por ello, para fomentar y ofrecer un espacio a estas opciones de movilidad de forma segura, es necesario seguir trabajando en aspectos tan clave como limitar la velocidad en zonas urbanas, habilitar arcenes específicos, ampliar los espacios de aparcamiento o facilitar su portabilidad en el transporte urbano«.

España se ha convertido en el proyecto piloto del «taller del futuro» a través de la cadena Midas, que ha presentado Midas City, un proyecto que tendrá España como país piloto debido a los cambios regulatorios que ya se están aplicando en las ciudades españolas, orientadas hacia una era más eficiente, inteligente y sostenible.

La compañía ha apostado por Madrid, como referente en movilidad urbana, siendo la primera ciudad en la que se instalará el primer centro de estas características, situado en la calle Conde Duque 36, dentro del perímetro de la Almendra Central.

Este nuevo concepto de taller estará preparado para realizar el mantenimiento a nuevas opciones de movilidad como bicicletas, patinetes, vehículos eléctricos e híbridos…, sin dejar a un lado su actual negocio de coches y motos de combustión. Además será posible la compra y alquiler de vehículos de movilidad personal como motos eléctricas, patinetes y bicicletas eléctrica.

Dentro del establecimiento, los usuarios también podrán adquirir accesorios necesarios para estos vehículos relacionados con movilidad (portabicicletas, portaequipajes, cofres, barras de techo…, conectividad (cargadores de móvil, soportes, conectores, avisadores de radares, altavoces…) y seguridad (cascos, cajetines, cámara, ropa de moto, cadenas para la nieve…). Además, ofrecerá otras prestaciones como servicio de ITV, placas de matrícula y servicio 24 horas a través de un cajetín exterior para dejar las llaves y recogerlas en horarios donde el centro esté cerrado.

El objetivo es convertirse en un «laboratorio» que investigue sobre estas nuevas movilidades para adaptarse a los centros de las ciudades teniendo en cuenta la evolución de los hábitos del cliente, la tecnología y las medidas legislativas que buscan esta nueva movilidad, y afrontar retos como la contaminación del aire, la eficiencia energética, la accesibilidad a los centros de las ciudades y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Similar Posts

Leave a Reply