Lo último

La comisión por el fraude a la EMT sigue sin conclusiones a los seis meses de su cierre

La última sesión con comparecientes de la comisión de investigación en la EMT por el fraude sufrido de cuatro millones de euros se celebró el pasado 8 de enero. Desde entonces se está a la espera de que dicho órgano apruebe un informe de conclusiones que determine las responsabilidades por el robo, al margen de la causa judicial.

La previsión es que el borrador con las conclusiones esté listo este mismo mes, indicaron fuentes cercanas al proceso, aunque el escollo principal para el gobierno de Compromís y el PSPV sigue siendo que los primeros insisten en limitar la responsabilidad a la persona despedida por el robo, Celia Zafra, mientras que los socialistas no pondrían ninguna objeción, en caso de que fuera necesario, a mencionar en el documento a otros directivos, incluido el mismo gerente de la EMT, Josep Enric García. La repercusión sería, lógicamente, su salida de la sociedad.

Eso sí, las mismas fuentes apuntan a que hay consenso entre los dos partidos a que no corra la misma suerte el presidente de la compañía, el edil Giuseppe Grezzi, o el mismo alcalde Ribó. Por el contrario, fuentes cercanas al grupo popular y Ciudadanos dieron por sentado que se producirán votos particulares al subrayar que reclamarán que la responsabilidad de extienda a los cargos políticos.

Estos seis meses pasados han servido para abundar en contradicciones de algunos comparecientes y carencias de la empresa municipal, que el pasado febrero anunció a la Agencia de Protección de Datos la contratación de un peritaje para averiguar si hubo una brecha en el sistema informático, al hilo de la declaración de la directora de Gestión, María Rayón, acerca de que no había entrado en la cuenta de Caixabank desde donde se hicieron los pagos a los estafadores.

Un informe de la entidad bancaria concluyó que sí lo había hecho entre el 3 y el 23 de septiembre, cuando se produjo el fraude, pese a estar de baja maternal. La víctima del engaño, la empleada Celia Zafra, ha sido la única despedida por el robo.

Esta pericial encargada por la empresa municipal no supondrá la reapertura de la comisión, indicaron, aunque desde el grupo popular sostuvieron que se trata de un hecho grave y que deja “numerosas incógnitas abiertas”. Rayón estaba de baja maternal, pero no delegó la competencia en la revisión de la cuenta bancaria desde la que se hicieron ocho transferencias a bancos chinos para la compra de autobuses que en realidad era un fraude. Al no delegar, indicaron, “no es necesario determinar más responsabilidades por este motivo”.

Después del 8 de enero se produjo una nueva sesión de la comisión, aunque fue para entregar unos ordenadores con todas las videoactas, unos portátiles desde los que se no podían descargar ni enviar documentos. Todo es confidencial hasta que se produzca la conclusión final.

Los consejeros deben devolver los ordenadores el día 28, por lo que otras fuentes señalaron que la intención es retrasar la publicación del documento al mes de agosto, con el objetivo de que “tenga la menor repercusión posible”. No en vano, el estado de alarma ha hecho pasar a un segundo plano el escándalo por el robo, cuya derivada ha sido mostrar la endeble seguridad de la EMT en sus rutinas diarias. Ese debe ser el principal objetivo de la comisión, señalaron, averiguar “cómo es posible que se produjeran ocho robos sin que nadie se diera cuenta”. Todo lo demás, apuntaron, debe ser “trabajo de la investigación judicial”.

El concejal del PP Carlos Mundina denunció ayer que “Grezzi ha ocultado que la EMT encargó en febrero la contratación de una pericial para determinar si hubo una brecha de seguridad en el sistema informático que provocó el robo en septiembre”.

El edil popular indicó que “la irresponsabilidad de Grezzi y su equipo de altos directivos es asombrosa al tardar más de diez meses en reconocer que pudo haber una brecha de seguridad y no informar sobre la contratación de un estudio externo”.

Mundina atribuyó a “la soberbia de Ribó y Grezzi, y al silencio cómplice de los concejales socialistas, que la EMT no haya reconocido hasta ahora que los fallos en los protocolos de seguridad fueron determinantes”.

Similar Posts

Leave a Reply