Lo último

Remite el brote de Lugo mientras continua la transmisión comunitaria en Cataluña

España sigue luchando este martes contra 120 brotes activos pero podría estar a las puertas de ver el final de uno de los mayores rebrotes de la ‘nueva normalidad’. El foco de coronavirus que desde el 23 de junio castiga a la comarca lucense de A Mariña -y que llegó a ser el segundo mayor brote del país después de los agrupamientos que sacuden Lleida y Aragón- está empezando a remitir de forma clara. De hecho, hoy se redujeron a 163 los casos activos, tras producirse 21 altas en las últimas horas, que elevan a más de medio centenar los curados en esta zona que tuvo que ser confinada el pasado 5 de julio.

Y es que las medidas de apartamiento social están dando sus frutos en Galicia. De las PCR realizadas este lunes a personas relacionadas con este brote, ninguna obtuvo positivo, frente al 20% de tests que sí daban positivo cuando se desató el brote.

Mientras el clúster lucense comienza a desaparecer de la lista de preocupaciones de Sanidad, la situación en Cataluña sigue inquietando mucho y por partida doble, L’Hospitalet y Lleida. Y es que por primera vez, la Generalitat reconoció este martes que se está dando una transmisión comunitaria en el área metropolitana de Barcelona, en concreto en el barrio de La Torrassa, de L’Hospitalet.

El director de la nueva Unidad de Seguimiento de la COVID-19 en Cataluña, el epidemiólogo Jacobo Mendioroz, aseguró hoy no obstante, que la situación no ha ido a peor en las últimas horas en L’Hospitalet, donde se han detectado más de 300 casos desde que el racimo infectivo se declarara el pasado 11 de julio.

Mendioroz no descartó que la Generalitat tenga que recurrir a confinamientos como el impuesto ya en la comarca ilerdense del Segriá, si bien el Govern, que considera muy difícil imponer aislamientos en el área metropolitana de Barcelona, trabaja para no tener que recurrir a esta medida tan radical y de incierta cobertura jurídica.

En la ciudad Lleida y su área de influencia la situación sigue siendo muy peliaguda. Los hospitales de la ciudad sumaron hoy dos nuevos ingresos, por lo que la cifra total de ingresados por la COVID-19 ya asciende a 110 pacientes. Desde que este brote se declarara el 23 de junio, más de 1.500 personas han resultado infectadas.

Y mientras, Asturias, la única comunidad sin focos en la ‘nueva normalidad’, activó hoy las alertas ante el primer posible rebrote en el Principado. Asturias registró en las últimas horas cinco nuevos positivos por la Covid, tres de ellos en la comarca occidental, la más próxima a la Mariña lucense, y dos más en Gijón, a los que hay que sumar el de una menor asturiana que dio positivo en un campamento de Soria, todos ellos en aislamiento domiciliario con sintomatología leve.

Similar Posts

Leave a Reply