Lo último

Los resultados españoles del informe Pisa quedan invalidados por la rebelión estudiantil de 2018

Algunas autonomías adelantaron los exámenes finales de sus estudiantes y se hicieron en unas fechas muy próximas a las pruebas que sirven para sostener el informe Pisa. Esa coincidencia causó una «falta de compromiso» y una «mala disposición» de los jóvenes hacia el test del consorcio. Es la conclusión a la que ha llegado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que le ha llevado a invalidar los polémicos resultados de 2018, en los que los alumnos de 15 años obtuvieron sus peores resultados desde que se hace esta evaluación de ámbito privado en el año 2000.

«Aunque solo los datos de una minoría de estudiantes muestra una clara falta de compromiso, no se puede garantizar la comparación de los datos del Pisa de 2018 para España con los resultados de pruebas anteriores», dijo la OCDE en un comunicado. En esa ocasión participaron uos mil centros educativos en exámenes de comprensión lectora, análisis de actualidad, ciencias y matemáticas.

Una de esas comunidades fue la de Madrid, donde los estudiantes «habían contestado a todo que sí, a todo que no…», reveló ayer Enrique Ossorio, consejero de Educación. Para responder 20 preguntas tardaron menos de 25 segundos, menos de la mitad del tiempo más rápido registrado con anterioridad. El promedio es de dos minutos. Algo similar sucedió en otras autonomías. El sabotaje estudiantil había sido tan obvio que saltaron las alarmas. «No la hicieron lo mejor que pudieron para demostrar su eficiencia», sostiene la OCDE ayer en una nota de anexo a los resultados que debían ser comparados con los del 2015.

Sin embargo, la OCDE no ha desechado el resultado por completo y ha conservado algunos «plausibles». La rebelión de los estudiantes no sucedió en toda España, pero el nivel general decayó. Sobre la mesa puede haber cambios para las pruebas de 2021.

Similar Posts

Leave a Reply