Lo último

Los polizones rechazaron tres veces el salvavidas que les lanzaron los prácticos

Desesperados por alcanzar la costa, los dos polizones que ayer murieron en el puerto de Valencia rechazaron hasta en tres ocasiones los salvavidas que les lanzaron los prácticos del puerto de Valencia cuando ya se habían arrojado al mar desde el buque. Al parecer, y según fuentes policiales, apenas sabían nadar y confluyó la inanición para el fatal desenlace. Ahora se investiga la edad exacta de las víctimas, que será determinada con pruebas forenses. Si bien en principio se pensó que eran menores de edad las mismas fuentes aclararon que podría tratarse de varones de baja estatura. Lo que sí parece clara es su procedencia africana.

Tal y como publicó ayer este diario, la emergencia se produjo a primera hora de la mañana, sobre las 7 horas, cuando aún estaba saliendo el sol. El buque Leto, de bandera liberiana y procedente de Costa de Marfil, se aproximaba al puerto de Valencia tras doce días de travesía naval.

Dos menores mueren tras lanzarse de un barco carguero en el puerto de Valencia

La embarcación estaba finalizando la maniobra de atraque cuando los tripulantes de la lancha de prácticos se dieron cuenta de que había caído al agua un polizón del barco y, al poco tiempo, el segundo. La reacción fue inmediata. Según fuentes próximas a la investigación, los especialistas navales dirigieron la embarcación hacia donde se hallaban los polizones, a muy pocos metros de la proa del buque, para tratar de auxiliarles.

De acuerdo con las mismas fuentes, los tripulantes lanzaron hasta en tres ocasiones el aro salvavidas, pero los polizones, lejos de intentar agarrarse, trataron de nadar en dirección opuesta. Según los testigos, de cuyas declaraciones en estos casos se encarga la Policía Portuaria, los dos jóvenes extranjeros se arrimaron a la quilla del barco, un gigantesco portacontenedores de 220 metros de eslora. Pero sus fuerzas flaquearon y los polizones no tardaron ni un minuto en hundirse.

En ese momento, los agentes de Policía Portuaria velaban por la seguridad del atraque del buque desde el muelle, pero los polizones no estaban en su perspectiva visual, de ahí que fueran los prácticos quienes tuvieron desde el agua la referencia más clara de lo sucedido. En pocos minutos llegaron más agentes portuarios, bomberos, guardias civiles… El rastreo se prolongó hasta las diez de la mañana, cuando los buzos de la Guardia Civil dieron con los cuerpos.

Parte de la investigación pasa ahora por determinar la procedencia de los jóvenes. El Leto abandonó ayer el puerto de Valencia y puso rumbo a Tánger, donde se esperaba su llegada a las 20 horas. Antes de llegar a Valencia estuvo el 25 de julio en San Pedro (Costa de Marfil). Allí permaneció un día y seis horas. Previamente había recalado en tres puertos cameruneses entre el 14 y el 18 de julio, como consta en su historial de travesía.

Similar Posts

Leave a Reply