Las noticias

Desarticuladas dos redes que pasaban migrantes africanos a Francia vía Navarra y País Vasco

La Policía Nacional ha desmantelado dos redes de trata de personas de origen africano que operaban en Navarra y País Vasco con la detención de 15 personas, entre las que se encuentran dos de los supuestos cabecillas. Según las investigaciones, los inmigrantes pagaban unos 200 euros para que los trasladaran hasta Francia en vehículos propios o transporte público. Las redes llegaron a hacer uso de ONG para esperar el momento adecuado para pasar la frontera. La Policía Nacional descarta la implicación de las ONG: “Eran un recurso más de las mafias”, ha asegurado en Pamplona el Inspector Jefe de Servicio de la Brigada de Investigación de Redes, Pedro César Bernardo. Uno de los líderes de la red es de origen camerunés y operaba desde Navarra.

La operación comenzó en el mes de enero, cuando uno de los integrantes de la red fue detenido trasladando “a cinco o seis personas migrantes” a bordo de su vehículo por caminos rurales y vías secundarias ha explicado el responsable policial que ha comparecido junto al delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti. La Policía solicitó el comienzo de una investigación al Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, a quien se le requirieron “permisos para poder realizar labores investigativas” y que “dieron sus frutos desde el primer momento”.

Se trataba de dos redes “que operaban de manera independiente pero que en ocasiones colaboraban cuando una de ellas no podía actuar”. Además de Navarra y País Vasco, la red tenía enlaces en Cataluña y Madrid y diversos contactos que les facilitaban el tránsito hacia el norte de España. Según la investigación, algunos migrantes fueron contactados en su país de origen y otros una vez que habían entrado en patera a diversos puntos de las costas españolas. Los captaban con la promesa de trasladarles a Francia si pagaban sumas cercanas a los 200 euros por persona. Desde ahí, “tenían establecidos varios itinerarios” para desplazar a las personas hasta Irún, pasando por ciudades como Madrid, Vitoria, Bilbao o San Sebastián, donde la red les facilitaba billetes de tren o autobús para llegar a Irún. Una vez allí, si las condiciones eran las adecuadas, facilitaban de manera inmediata su paso a Francia. Si no, hacían uso de ONG donde aguardaban el momento de pasar, aunque las ONG han estado ajenas a esas prácticas.

Hay en total 15 personas detenidas, de las que seis han sido arrestadas en Bilbao, tres en Vitoria, tres en Madrid, dos en Irún y una más en Lleida. Las organizaciones se encontraban asentadas en Bilbao y Vitoria, y se calcula que han facilitado el tránsito a Francia de “varios cientos de inmigrantes irregulares”, ha añadido Bernardo. En el registro de los dos domicilios en Vitoria se han intervenido 3.000 euros, un vehículo, 24 teléfonos móviles, material informático y diversa documentación que se encuentra aún en investigación, ha precisado el Inspector Jefe.

La crisis del coronavirus frenó el flujo de migrantes debido al cierre de fronteras, pero las redes volvieron a trabajar a pleno rendimiento con su apertura. El delegado de Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, ha agradecido la operación a la Policía Nacional y ha señalado que se trata de una “agresión a los derechos de las personas de extrema gravedad como es la trata”, un delito “no ocasional” y que “busca lucrarse del sufrimiento de personas”. “Es intolerable que esto ocurra hoy en día”, ha zanjado Arasti.

Similar Posts

Leave a Reply