Lo último

Filtro de partículas y embrague: Lo que puede fallar en tu coche al circular a 30 km/h

Ya son muchas las ciudades que han reducido su velocidad a 30 km/h, un límite que tendría un efecto muy beneficioso para el peatón, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Señala que el riesgo del peatón de fallecer en un atropello a 30 km/h es cinco veces menos que si el vehículo que lo impacta circula a 50 km/h, por lo que esta velocidad reducida «asegura la supervivencia en la inmensa mayoría de los casos». Es más, expone que este nuevo límite de velocidad «también y un 4% el de sufrir un accidente con víctimas mortales».

Igualmente, la DGT también sostiene que las ciudades con un límite de velocidad de 30 km/h tendrán al asemejar las velocidades de circulación de automóviles y, por ejemplo, ciclistas. Para ello, pone el ejemplo de Pontevedra, donde se ha logrado una reducción del 70% del tránsito en el centro.

No obstante, Borja Mussons, presidente de Radio Taxi Bilbao, y según recoge El Correo, no le encuentra ningún punto positivo a esta medida que también se ha implantado en Bilbao. «Nos parece un ataque al sector demasiado agresivo. Son velocidades muy reducidas y, por tanto muy difíciles de mantener, por lo que se van a producir muchas averías», subraya Mussons, que advierte de los contraproducentes efectos medio ambientales. «No solo no se va a reducir la polución, sino que es posible que hasta aumente. Vamos a tener que frenar muchas más veces y las partículas que sueltan los frenos son más contaminantes que lo que los coches echan por el tubo de escape».

Tampoco cree que Bilbao presente una cifra de atropellos que «haga necesaria» una normativa «así. Salvo casos excepcionales, la mayoría de accidentes se producen porque el peatón cruza por donde no debe», matiza Mussons, quien advierte que el reajuste de las tarifas encarecerá previsiblemente el servicio. «Hemos hecho algunas pruebas y en recorridos de 6 kilómetros que con los anteriores límites nos llevaban 13 minutos, desde hoy durarán 8 más. Esa diferencia puede suponer un sobrecoste de casi un euro en algunos trayectos». Los taxistas prevén también el cambio de algunas rutas: «Antes igual resultaba más barato aprovechar alguna vía rápida, pero ahora, para subir a Santutxu desde el centro, igual voy mejor por Prim», afirma.

Por su parte, el experto de Autocasión, Rubén Fidalgo, detalla que estos límites afectarán «al nivel de eficiencia del coche, que serán más altos ya que estás circulando en primera y segunda, los rangos que más consumen»; y que los mayores problemas se pueden dar en los coches diésel, por problemas en los filtros filtros antipartículas.

«Puede aparecer un exceso de hollín de la combustión, que tapona rápidamente los filtros antipartículas, obligando a aumentar el número de ciclos de regeneración de los mismos. Esto dispara el consumo de combustible, ya que en esos ciclos se producen post-inyecciones para quemar la ceniza del filtro y limpiarlo. Dichas post-inyecciones, además de aumentar considerablemente el consumo (lo cual ya va contra el sentido de este estilo de conducción), provocan un lavado de las paredes de los cilindros; al perder lubricación, se desgastan rápidamente. Además, ese exceso de gasóleo acaba bajando al cárter y mezclándose con el aceite, degradándolo rápidamente. Hay que tener en cuenta que un filtro FAP puede costar (en los modelos que llevan en un mismo módulo el FAP y el catalizador NOx) entre 4.000 y 5.000 euros, mucho más que todo lo que haya podido ahorrar en combustible el propietario. Este problema afecta especialmente a los vehículos diésel empleados en un uso urbano, ya que el motor nunca suele funcionar por encima de 2.000 rpm», explica.

Eso sí, resalta que circular a 30 km/h para los coches híbridos y eléctricos «son todo ventajas, ya que lo que van a conseguir es mucho menos consumo y unas autonomías mayores«.

Averías que afectan a tu bolsillo

Asimismo, Mar Calderón, directora de Infotaller, determina que «el coche sufre mucho más en ciudad», y en el caso de los vehículos diésel, el ya mencionado filtro de partículas, «y el embrague, que al circular en entornos urbanos constantemente, aumentan las probabilidades de que falle«.

Y es que el embrague del coche es una de las piezas que mayor desembolso implica, que se encarga de transmitir la potencia del motor hasta la caja de cambios, permitiendo, y realizar el cambio de marchas a la vez que absorbe las sacudidas de la transmisión. Además de ser uno de los componentes más importantes del vehículo también es uno de los que más averías sufre. Para detectar posibles averías en el embrague hay que prestar atención a los ruidos que se producen al embragar, pues pueden indicarnos qué es lo que está fallando. La sustitución del embrague y su instalación es un proceso complicado, y su precio oscila, dependiendo del modelo del vehículo, desde los 500 hasta los 1.300 euros.

Similar Posts

Leave a Reply