Lo último

Ayuntamiento de Castelló muestra su apoyo a los MIR y pide un plan de ayudas para el sector de ocio nocturno

El pleno del Ayuntamiento de Castelló ha aprobado este jueves, por unanimidad, dos declaraciones institucionales en las que muestra su apoyo a las reivindicaciones de los Médicos Internos Residentes (MIR) y pide al Gobierno central un plan de ayudas específico al sector del ocio nocturno.

Así, en la primera declaración institucional, presentada por el Grupo Popular, el consistorio muestra el «apoyo claro y explícito» a las reivindicaciones de los MIR que trabajan en la provincia de Castellón; y acuerda trasladar a la Conselleria de Sanidad la necesidad de llegar a un acuerdo con los MIR, así como instar a la Generalitat Valenciana a que atienda las reclamaciones de estos profesionales, materialice una mesa de negociación formal con el comité de huelga y se comprometa por escrito a responder a sus demandas.

En la segunda declaración institucional, del Grupo Ciudadanos, el consistorio acuerda instar al Gobierno central a la elaboración de un plan de apoyo para el sector de la hostelería y del ocio nocturno que contemple, entre otras medidas, la extensión del aplazamiento de los tributos y de la Seguridad Social y de las moratorias sobre los préstamos personales.

Además, se reclama la recuperación de la prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos que tengan que cerrar su negocio o vean desplomarse sus ingresos por las restricciones que sean decretadas por las autoridades sanitarias; y la ampliación de las ayudas extraordinarias para los ERTEs hasta el momento en el que se pueda recuperar la situación previa al impacto de la crisis de la COVID-19.

El pleno, en el que ha tomado posesión como concejala la socialista Mónica Barabás, en sustitución de Rafa Simó, que fue nombrado presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, también se ha aprobado, con el voto a favor de todos los grupos, a excepción de VOX que se ha abstenido, el Protocolo Municipal de Actuación Coordinada para la Atención Integral de las Mujeres Víctimas de Violencia de Género. El concejal de VOX, Luciano Ferrer, ha justificado su abstención señalando que su formación sigue defendiendo que la violencia «no tiene género».

FACTURAS

Por otra parte, con los votos a favor del equipo de gobierno -PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EU- y la abstención de la oposición -PP, Ciudadanos y VOX- se ha dado el visto bueno a una relación de obligaciones REC -Reconocimiento Extrajudicial de Crédito- por valor de 1.241.545 euros.

En este punto, el concejal del Grupo Popular, Juan Carlos Redondo, ha criticado el «abuso» de este procedimiento para el pago de las facturas, y ha lamentado que desde 2016 el Ayuntamiento ha pgado a través de REC casi 2.500 facturas, «de las que el 98 por ciento estaban informadas desfavorablemente».

Por su lado, el concejal socialista José Luis López ha señalado que están trabajando desde el equipo de gobierno para «aminorar al máximo» los REC, «pero en ocasiones es complicado», ha añadido. Al respecto, ha asegurado que los ‘populares’ «en dar lecciones de buena gestión no son los más indicados», y ha explicado que en 5 años del Pacte del Grau y del Acord de Fadrell se ha pagado poco más de 37 millones de euros a través de REC, mientras que el PP pagó 93 millones en 4 años.

Así mismo, el pleno ha rechazado una moción de Ciudadanos para incentivar la reactivación del comercio, otra de VOX para la revocación de la adhesión del Ayuntamiento a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y otra del Grupo Popular para la puesta en marcha del servicio de enfermería escolar en todos los centros de Educación Primaria de Castelló.

Durante el debate de la moción de VOX, su concejal, Luciano Ferrer, ha calificado la FEMP de «auténtico chiringuito administrativo y partidista», y ha asegurado que ésta no ayuda a permitir a los ayuntamientos que intervengan en el círculo de sus intereses, a lo que el socialista José Luis López ha señalado que la FEMP permite a los ayuntamientos que tengan «voz propia», y ha apuntado que su existencia «es más necesaria que nunca».

«NINGUNA IMPOSICIÓN»

Por su parte, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha subrayado que las decisiones que se toman en la FEMP «son propuestas que los ayuntamientos pueden adoptar o no, no hay ninguna imposición», y ha añadido que el decreto sobre remanentes municipales que rechazó el Congreso de los Diputados «a muchos municipios del interior les iba bien», por lo que -ha dicho- no se arrepiente de haber votado a favor.

Finalmente, en el debate de la moción respecto a la enfermería escolar y en referencia a una crítica por parte del Grupo Popular a la subida de los sueldos del equipo de gobierno, la socialista Isabel Granero ha respondido que los que más han cobrado fueron los ‘populares’ Alberto Fabra, Javier Moliner, Alfonso Bataller y Carlos Fabra. En cuanto a Carlos Fabra, ha recordado que «la Policía Nacional registró su casa el martes» y «acaba de ser imputado por un nuevo delito de corrupción», ha añadido.

Similar Posts

Leave a Reply