Culturas

Dos obras de Sorolla superan los 200.000 euros en una subasta

Joaquín Sorolla volvió ayer a ser un autor codiciado en la subasta que la sede valenciana de la casa Setdart celebró con algunas piezas del pintor valenciano. En total, los amantes del arte abonaron unos 216.000 euros por dos obras del pintor. No obstante, la pieza inédita, ‘El niño de la granada’ (1885), que salió recientemente a la luz con un precio está estimado entre los 400.000 y el medio millón de euros, se quedó sin comprador.

Pese a ello, la pintura ‘Retrato de hombre con uniforme’, cuadro de Sorolla que no se vendió el pasado julio, al fin encontró dueño. Por 36.000 euros se adquirió este lienzo de 1884, que tenía un precio estimado entre 50.000 y 60.000 euros.

El retrato de un hombre con uniforme se vendió por 36.000 euros.
El retrato de un hombre con uniforme se vendió por 36.000 euros. / LP

Asimismo, ‘La selva. Jardines de la Granja de San Ildefonso’ (1907), un precioso paisaje del autor que tenía un precio estimado de entre 200.000 y 250.000 euros, se vendió finalmente por 180.000 euros. La obra era procedente de la casa de subastas Sotheby’s Londres. En palabras de los expertos, el lienzo presenta «una imagen del verdor del verano sobre los árboles del jardín, con la representación en la lejanía de la Sierra de Guadarrama».

De ‘El niño de la granada’, Setdart esperará diez días para ver si recibe ofertas y, si no, volvería a sacarlo al mercado en unos meses.

'El niño de la granada', una pieza inédita, no encontró comprador.
‘El niño de la granada’, una pieza inédita, no encontró comprador. / LP

En este sentido, la casa de subastas se reserva para el 14 de octubre la venta de ‘La santera’. Con un precio estimado de entre 60.000 y 70.000 euros, este cuadro de 1890, se incluye en la exposición de Sorolla (Valencia, 1863 – Cercedilla, Madrid, 1923) ‘Femenino plural’, que acaba de inaugurarse en el Museo Sorolla de Madrid (hasta el 10 de enero de 2021). De pequeño formato, ‘La santera’ fue pintada por el valenciano con 27 años de edad.

Según los expertos, «este tipo de obras de pequeñas dimensiones las solía pintar para que luego su marchante, Francisco Jover, las comercializase debido a la gran demanda que tenían».

Noticias relacionadas

Similar Posts

Leave a Reply