Lo último

Antifraude investiga una subvención a dedo de Ribó a Escola Valenciana

La Agencia Valenciana Antifraude está inmersa en una investigación sobre el convenio firmado en 2017 entre el Ayuntamiento y Escola Valenciana, con una cuantía de 25.000 euros. El asunto no se ha resuelto todavía, indicaron fuentes de la entidad a LAS PROVINCIAS.

El expediente fue abierto a raíz de una denuncia anónima presentada el 4 de noviembre de 2018 y en base a unas críticas difundidas por el grupo Ciudadanos en el Consistorio, aunque todo el proceso se ha conocido ahora, una vez el alcalde Joan Ribó ha tenido que dar acceso a la documentación tras la solicitud del grupo popular.

Sólo así se ha sabido, según el informe al que ha tenido acceso este periódico, que la Agencia Antifraude considera que hay «indicios razonables» de «presuntas irregularidades» en la adjudicación a dedo de la citada cantidad, cuestionada también por Ciudadanos al destinarse en parte al pago de una nómina de 8.000 euros para un administrativo que fue en una lista municipal de Compromís.

La agencia considera que hay «indicios razonables» acerca de «presuntas irregularidades» en el acuerdo con Escola

La investigación sigue el camino abierto por la Intervención municipal, que al igual que en otros casos de entregas de dinero a dedo, incluye en los expedientes de aprobación que «no se acreditan las razones de interés público, social o humanitaria u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública». Es una coletilla habitual que añaden los técnicos, aunque se apruebe el expediente, al ser frecuente en algunas adjudicaciones del gobierno municipal desde hace varios años.

Del expediente se desprende que este es el aspecto que más interesa a la agencia, dado que ya ha investigado el asunto del sueldo del administrativo, al entender que no ocupa ningún cargo en Compromís. El Consistorio ha entregado también justificación de los gastos.

El gobierno municipal entregó el 27 de diciembre de 2018 la documentación requerida, es decir, una memoria de las actividades realizadas y los resultados obtenidos, así como otra económica para justificar el gasto de los fondos entregados por el Consistorio, con todas las facturas.

Acerca de la obligación de abrir los expedientes a los grupos de la oposición, la portavoz del PP en el Ayuntamiento, María José Catalá, señaló que una «vez más la Agencia Antifraude, como ya ocurrió con el Consell de Transparencia, ha vuelto a poner en entredicho la falta de transparencia del alcalde Ribó, quien ha convertido el Ayuntamiento en uno de los menos transparentes de España, negando información a los grupos municipales».

El concejal de la misma formación Carlos Mundina presentó un recurso de reposición tras la negativa de la alcaldía a hacer visible el expediente, que al final ha desvelado una investigación todavía en curso de la Agencia Valenciana Antifraude.

Más

Similar Posts

Leave a Reply