Lo último

ERTE: así quedan, por ahora, a la espera del acuerdo de hoy

Los responsables de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social volverán a reunirse este lunes con los representantes de la patronal (CEOE, Cepyme y ATA) y los sindicatos mayoritarios (CC OO y UGT) para abordar el nuevo sistema de protección de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por coronavirus, cuya vigencia expira el día 30.

El encuentro llega apenas 24 horas antes del Consejo de Ministros que tendrá que validar este martes el correspondiente decreto que amplíe el actual paraguas de protección para que las empresas en dificultades puedan incluir a sus trabajadores en el cobro de la prestación por desempleo. La última reunión formal, el pasado viernes, terminó sin acuerdo entre las partes. Y durante el fin de semana los contactos han sido continuos a la espera del encuentro definitivo de hoy.

La cuestión más espinosa de la negociación reside en el grado de exoneración de las cotizaciones sociales que tendrán esos negocios y a qué tipo de compañías o sectores afectará. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya anticipó la semana pasada que no habrá «café para todos» por las «restricciones presupuestarias». Esto es, que los ERTE dejarán de ser generalizados –ya incluyeron algunas restricciones en julio– y se centrarán en las empresas que tengan problemas para subsistir ante la segunda oleada de casos por la pandemia y cierres de actividad.

En el resto de cuestiones, parece mucho más claro por dónde van a discurrir los ERTE de la segunda oleada de la pandemia. Estas son las claves:

¿Cuál será la prestación?

El importe de la prestación del ERTE por coronavirus se mantendrá intacta independientemente del tiempo que transcurra cobrándola. En principio, tal y como marcaba la legislación ordinaria, a partir del sexto mes esa cuantía se veía reducida. ¿La razón? El SEPE pasaba de calcularla del 70% al 50% sobre la base reguladora del beneficiario, lo que implicaba una importante reducción. Sin embargo, todo apunta a que se mantendrá sobre el 70% sin cambios aunque el ERTE se extienda más meses de lo inicialmente estimado.

¿Consumirá paro de cara al futuro?

No. Es otro de los grandes temores de los afectados por un ERTE por la covid-19. Hasta ahora, los más de tres millones de trabajadores incluidos durante los últimos meses en estos procesos no computaban ese tiempo de cobro del desempleo de cara a futuras necesidades de paro. Es decir, se estableció el conocido como ‘contador a cero’. A pesar de algunas dudas por parte del Gobierno, parece que finalmente esta fórmula seguirá vigente, sin que los afectados por la crisis del coronavirus vean mermados sus derechos en caso de que en el futuro necesiten la prestación ordinaria por desempleo.

¿Qué ocurrirá con el sector turístico?

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anticipaba la semana pasada una de las nuevas medidas que incorporarán los ERTE a partir de ahora. Se trata de una ayuda específica para los trabajadores fijos discontinuos, un paraguas enfocado hacia el sector turístico, donde este tipo de contratos suelen dominar cada año, para adaptarse a las necesidades de los establecimientos, muy dependiente de las temporadas.

¿ERTE por rebrote?

Hasta ahora, las empreas podían acogerse a un ERTE si justificaban una drástica reducción de su facturación o por causas económicas derivadas del coronavirus. A partir de ahora, el Gobierno quiere perfilar qué se considera un ERTE por rebrote, para que las empresas afectadas se incorporen a ese sistema de desempleo temporal. La multiplicidad de casos unido a los confinamientos parciales establecidos por las comunidades y ayuntamientos hace necesaria una definición de esta realidad sobre la que negocian sindicatos y empresarios con el Ejecutivo.

Similar Posts

Leave a Reply