Lo último

Los socios de Francis Puig se quejan al juez de que no saben por qué se les investiga

Los socios de Francis Puig en el entramado para captar subvenciones del fomento del valenciano, los hermanos Adell Bover, han presentado un escrito en el juzgado de Instrucción 4 donde lamentan desconocer por qué están siendo investigados.

Los empresarios, dueños de las mercantiles Kriol Producciones, Canal Maestrat y Nova, realizan un repaso de todas las actuaciones judiciales emprendidas por el instructor desde la denuncia presentada por la diputada popular Eva Ortiz. A continuación, reclaman al juzgado un auto en el que se recojan las personas y los hechos concretos que están sometidos bajo investigación. Consideran que actualmente se les está causando indefensión al ignorar de qué deben defenderse. Se trata de la segunda petición en este sentido después de que el juez ya les contestara que los hechos se encuentran delimitados por escritos del ministerio fiscal.

Ahora vuelven a insistir en que la ausencia de ese auto puede suponer una nulidad de las actuaciones y recuerdan que esa resolución sí existe, por ejemplo, en el inicio de la causa respecto a Francis Puig, hermano del presidente, y Rubén Trenzano,director general de Política Lingüística.

La querella inicial fue ampliada por parte del PP con supuestas nuevas irregularidades, como subvenciones de otras autonomías. También se incorporó la denuncia de una trabajadora de la mercantil así como numerosa documentación relacionada con las deficiencias a la hora de pedir subvenciones. La denunciante indicó que en determinados ambientes los investigados presumían de que con el PSPV en el Gobierno “se iban a forrar”.

La exposición mediática de este presunto caso de corrupción -lógica tratándose del hermano de Ximo Puig– ha llevado a la Guardia Civil a solicitar el secreto de las actuaciones porque temen que al conocerse las diligencias que van a practicar se pueda destruir o alterar la documentación. El juez todavía no ha decidido.

Similar Posts

Leave a Reply